www.calidaddevida.net

¿QUIEN VIVE EN TU CUERPO Y ESPÍRITU?

 

 
¡Extraña pregunta! ¡No te apresures a responder!


Según la Biblia nuestro cuerpo es  “un contenedor” de un espíritu. Y así en diferentes textos nos califica de: vasos, edificio, casa, morada, templo.


Veamos estos textos:


1.     Vasos:
“un vaso para honra y otro para deshonra” (Romanos 9:21)


“los vasos de misericordia que él preparó” (Romanos 9:23)


“honor a la mujer como a vaso más frágil” (1Pedro 3:7)


“limpiáis lo de fuera del vaso y..” (Mateo 23:25)


“limpia primero lo de dentro del vaso..(Mateo 23:26)


“pero tenemos este tesoro en vasos de barro..” (2 Corintios 4:7)


 

2.     Edificio
“Vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios “(1 Corintios 3:9)


“en quien todo el edificio…va creciendo  “ ( Efesios 2:21 )


 
3.     Casa
“pero  Cristo como hijo. Y esa casa sobre su casa somos nosotros, con tal que retengamos  firmes hasta el fin la confianza…” (Hebreos 3:6)


“sed edificados como casa espiritual...” (1 Pedro 2:5)


 
4.     Morada
“ en quien vosotros también sois …edificados para morada de Dios... “(Efesios 2:22)


“ si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshace, tenemos en Dios un edificio, una casa no hecha por manos, eterna en los cielos” (2 Corintios 5:1-2)


 

5.     Tabernáculo
“Así que los que estamos en este tabernáculo gemimos...” (2 Corintios 5:4)


 

6.     Templo
“Destruid este templo y en tres días lo levantaré…En 46 años fue edificado este templo, y ¿tú  en tres días lo levantarás? Pero él hablaba del templo de su cuerpo. (Juan 2:19-20)


“¿Acaso no sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios está en vosotros?” ( 1 Corintios 3:16)


“..porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es “ (1 Corintios 3:17)


“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios, y que no sois vuestros? (1 Corintios 6:19)


 

De estos textos surge claramente, que Jesús, vino a renovar nuestra visión de la religión. 

 Por las tradiciones, asociamos  el término “templo” a un edificio o una casa de material. 

Y decimos “iglesia” al edificio al cual concurrimos a adorar a Dios.

 Y nos preocupamos muchísimo por su aspecto exterior e interior.


También nos preocupamos mucho por nuestro aspecto físico, no en el sentido de adquirir salud, sino el estético.


La Biblia, nos insta a no  fijar nuestros ojos en lo exterior, sino en lo interior.  Cuando Dios envió al profeta  Samuel  a elegir el que sería rey de Israel, al  sucesor  de Saúl, El le aclaró:


“No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero  Jehová mira el corazón” (1 Samuel 16:7)


 Jesús, también  le dio prioridad al corazón:

Apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:23)


 Le dijo al sistema religioso de su época:


1.     “¡Fariseo ciego!, limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de afuera quede limpio.” (Mateo 23:26)
 
2.     Y a Nicodemo, el principal de una sinagoga:


“De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3)


“El que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5)


Le advirtió al sistema religioso de nuestra época:


1.     A personas que se habían ocupado de servir a Dios: predicando, profetizando, liberando a endemoniados:
 
“No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padres que está en los cielos. Muchos dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros”?. Entonces les declararé: Nunca os conocí. ¡Apartados de mí, hacedores de maldad!” (Mateo 7:21-23)
 
2.     El Apóstol Juan habló de dos espíritus: El Espíritu de Dios y el espíritu del Anticristo. Y dijo específicamente, en 1 Juan 4:1-3:


“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” (4:1)


“En esto conoced del Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; (4:2)


“y  todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del Anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo. 4:3)
 
¿COMO DETERMINAR QUE ESPÍRITU NOS ESTA CONTROLANDO?


La Biblia lo indica: “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? (Mateo 7:16)


Por los frutos reconoceremos a los falsos profetas: 

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (Mateo 7:15)


Por nuestras obras  reconoceremos qué espíritu nos está controlando; si nuestro espíritu o el Espíritu Santo.


1.     Gálatas 5.19-21: Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas…


2.       Gálatas 5:22: Pero el fruto del espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza;


Jesús le preguntó a sus discípulos: ¿de qué espíritu son ustedes? Veamos este relato:


Lucas 9:50-56
50. Jesús le dijo: No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.


51. Cuando se cumplió el tiempo en que él había de ser recibido arriba, afirmó su rostro para ir a Jerusalén.


52. Y envió mensajeros delante de él, los cuales fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para hacerle preparativos.


53. Mas no le recibieron, porque su aspecto era como de ir a Jerusalén.


54. Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma?


55. Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois;


56. porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.


El Apóstol Juan fue  específico:


1 Juan 4:8
El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor
 

También lo fue el Apóstol Pablo:


Romanos 8:9
Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.


Conclusión: No soy cristiano por pertenecer a una determinada congregación, sino  por qué espíritu controla mi ser: ¿Vive y me controla realmente Jesucristo?


El plan de Dios es que seamos conformados a la imagen de Jesucristo. (Romanos 8:29)


Romanos 8:29
29. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.


¡Qué privilegio para el hombre, que Dios lo haya predestinado para hacerlo a la imagen de su hijo! y convertirlo en el templo de su Espíritu!


¡Todos aquellos que hemos creído en  Jesús debemos de sentirnos seres privilegiados, sin importar la opinión que tenga el mundo sobre nosotros!


Cristina Barañano



 

 
       
 

Volver atrás